liberto

liberto
Liberto

viernes, 23 de agosto de 2013

DISCURSO EMOCIONADO DEL SECRETARIO DEL CONSEJO SUPREMO DE LA CASA BORBON ESPAÑOLA, EN LA DESPEDIDA, ANTE SU RENUNCIA AL MAGISTERIO DE LA SEDE DE SAN LUIS Y DECANIA-PRESIDENCIA DEL REAL CONSEJO DE LA CASA BORBON, DE DON JOSE LIBERTO LOPEZ DE LA FRANCA Y GALLEGO.


DISCURSO EMOCIONADO DEL SECRETARIO DEL CONSEJO SUPREMO DE LA CASA BORBON ESPAÑOLA, 
EN LA DESPEDIDA  ANTE SU RENUNCIA
 AL MAGISTERIO DE LA SEDE DE SAN LUIS Y DECANIA-PRESIDENCIA 
DEL
 REAL CONSEJO DE LA CASA BORBON
DE 
DON JOSE LIBERTO LOPEZ DE LA FRANCA Y GALLEGO 

(Madrid 15-5-2013. Situado  el Decano-Presidente en la cátedra y sede de San Luis, rodeado del Consejo Supremo, permanecía revestido de su muceta y atributos institucionales. Con gesto de recogimiento, con notable ademanes de lentitud y síntomas de cansancio, tristeza e impavidez, -manteniéndose con dignidad y decoro- asistió al discurso muy atento.  El último homenaje estuvo cargado de emoción cerrándose con una larga ovación. Este será el último acto público que presidirá el señor López de la Franca, antes de que se haga efectiva su renuncia el próximo 23 de mayo, a las 20:00 hora local de Madrid.  El Secretario del Consejo Supremo hizo un sentido y emocionante discurso de despedida institucional al Decano-Presidente. Se adjunta extracto del discurso)


Señor:
Con sentimiento de gran conmoción y de profundo respeto, no solo la realeza y la aristocracia en Europa, todo el mundo han recibido la noticia de su decisión de renunciar al ministerio de la Sede de San Luis y a la Decania del Real Consejo de la Casa Borbón Española. No seriamos sinceros Señor, si no le dijéramos que esta tarde hay un velo de tristeza en nuestra mente y corazón. En este tiempo su magisterio ha sido una ventana abierta a la esperanza al pueblo humilde y sencillo. Que ha hecho filtrar los rayos de la valentía, la verdad, y la honestidad para dar luz  y calor en nuestro camino también, y sobre todo, en los momentos que se adensan las nubes oscuras en el horizonte de la patria amada. 
Todos nosotros hemos comprendido que precisamente ese amor que usted tiene por España y por el pueblo, lo ha impulsado a este acto, revelando esa pureza de ánimo, esa fe robusta en Dios, y esa fuerza de la humildad y de la mansedumbre en su persona. Junto a un gran valor que caracterizaron cada paso de su vida y ministerio. Que pueden venir del estar plenamente enamorado de España, de estar en la luz de un amor inconmensurable por su ciudadanía hoy sometida.
El sacrificio de su dedicación plena al pueblo español, en estas horas de dolor y a la vez de gratitud a cuantos hicieron posible esta noble causa.
Esta noche queremos agradecer a Dios por el recorrido que el Real Consejo ha hecho bajo la guía de vuestra persona, y queremos decirle desde lo más profundo de nuestro corazón, con gran afecto, conmoción y admiración: gracias por habernos dado el luminoso ejemplo de sencillo y humilde trabajador en el surco de los hombres.
Pero un trabajador, que ha sabido en cada momento hacer lo que era importante: llevar a los hombres el aliento, la fe, y el amor de España. Y llevar con plenitud a los españoles a la auténtica lucha por la justicia y la Esperanza para España. Gracias.

Álvaro de Zulueta  y Sotomayor 
Secretario


No hay comentarios:

Publicar un comentario