liberto

liberto
Liberto

jueves, 6 de noviembre de 2014

ORACION DE LIBERTO



 


Señor mío Jesucristo, encuentro, dificultad en hablar contigo. ¿Qué puedo yo decirte?
Yo, que tan a menudo me aparté de TI. Yo, que he sido indiferente a la oración, no merezco tu amistad, ni tu amor.
He vivido sin honor y me siento indigno de TI.
He sido un ser débil y superficial, hábil sólo en astucias humanas que me procurasen placer y comodidad.
He dado todo el afecto de que era capaz erróneamente, poniéndolo únicamente al servicio de la Corona; en manos de Príncipes, Infantes y Reyes, desposeídos de honor y dignidad, antes que mi deber único hacia TI. Ciñendo con orgullo, ímpetu y vanidad sobre las soberbias frentes, aquellas coronas perecederas, gobernadas sin amor por el poder temporal, la ambición y la injusticia. Siendo destronadas y rotas aquellas áureas coronas,  por la muerte y el tiempo.
Ansío hoy,  colocar sobre mis sienes, tu gloriosa e inmortal corona de espinas Señor. Única corona de la verdadera nobleza, de toda realeza y grandeza humana.
Deseo ser desde ahora, el guardián de la Fe y el heroico general defensor imbatible de tu Honor Sagrado, ante el indefenso y castigado género humano.
Dios mío, enséñame ahora a servirte con todo mi corazón y adorarte. A saber por fin que es realmente amor, como se lo mostraste con tu mano misericordiosa y tu sagrado corazón radiante de bondad, a Tomás Becket, Tomás Moro, Juan de Dios, Tomás de Villanueva, Juan de Ávila, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Narciso de Estenaga, Julio Melgar y a quienes tocaste en su corazón humano, con tu poderoso y divino dedo.
Así podré administrar tu reino con dignidad, como fiel soldado tuyo aquí en la tierra, y así hallar mi verdadero honor, cumpliendo hasta el último aliento de mi vida, tu divina voluntad.
¡Te lo ruego Señor, hazme digno de Ti!

No hay comentarios:

Publicar un comentario