liberto

liberto
Liberto

jueves, 6 de noviembre de 2014

(Discurso del Excmo. Sr. D. Liberto López de la Franca y Gallego, en el Tratado Transicional de cambio de titularidad institucional del CGPA)



 




SI GOBIERNAS SE PRUDENTE
Acepto y comienzo con este primer discurso de mi inicio, en la andadura como Presidente del Consejo General del Poder Académico. Hace años entre mis convicciones, decía: “Si eres prudente gobierna”.  Ahora aclamo: “Si gobiernas se prudente”.  Es decir: tener muy metido en la cabeza algunos principios básicos y estructurales para tratar de adaptarlos a las circunstancias de la vida. El poseer esos principios y aplicarlos a la realidad institucional y de la mentalidad del momento, con coherencia, humildad, y dando ejemplo, pues en esta ultima virtud,  reside toda la fuerza de la autoridad.
Hoy comienzo y comenzamos, con un cambio que emerge de la Ley y transita a la Ley, es decir ir de la Ley a la Ley. Un tránsito, respetando las estructuras, en el regeneracionismo y reforma de nuestro Consejo General.
Este es un gran paso, cuyos frutos ni siquiera nosotros veamos madurar, pero tenemos una fe en ello, una ilusión y una esperanza. Este estamento comienza una gran travesía a un puerto más seguro. ¡Como deseo ardientemente sea esta,  una institución de espíritu auténtico de servicio a la ciudadanía! Digna, libre, soberana, austera y útil para todos sin distinción de clases.  (Aplausos)



He querido se rubrique aquí en esta nobilísima Granada, marco incomparable para el refrendo y sello de este Tratado. A los pies de su Alhambra, y como mayestáticos testigos de servicio  a este memorable acto, aquellos vuestros custodios eternos  Isabel y Fernando.
Es hora ya del buen gobierno, como dijo Quevedo en: “Política de Dios y Gobierno de Cristo”. Por ello,  cuando dentro de un momento  la tinta rasgue el papel, y el protocolo notarial sea consumado, se cerrará  una página de nuestra historia y se abrirá las puertas a un nuevo tiempo. Al poner punto y final al Consejo General del Poder Académico, y terminar una etapa trascendental de su vida activa, y dar paso solemne al nacimiento del Consejo General de las Reales Academias e Institutos de España, mi corazón de humanista, político e historiador, murmurará  desde lo más profundo de mi alma: ¡Gracias Patria mía, porque tu mereces todo, menos dejarte abandonada, gobernando por amor y con prudencia! Por ello si gobernamos, seamos dignos, honestos, y prudentes ante los ojos del soberano y honrado pueblo Español. ¡Si así lo hacemos, el porvenir es nuestro!

 

Granada, 1 de noviembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario