liberto

liberto
Liberto

martes, 5 de abril de 2016

MARCOS CRUZ-SOLIS CASADO, EL PERFECTO CIRUJANO DE DIOS

Nace en Madrid en 1965. Licenciado en Bellas Artes que culminó especializándose en Escultura y Restauración. Desde niño a tuteado en su casa a las obras de Salcillo, la Roldana, Gregorio Fernández, Montañés, Juan de Mesa, Astorga, y otros allegados y prosélitos. Es un recio soldado de las bellas artes, todo un caballero, correcto, magnánimo, culto y entregado. Es sucesor de una raza noble que lleva sobre su blasón una corona de espinas, símbolo regio de la verdadera nobleza. Trabajador, metódico, cauto y elegante que bien a pulso se ha ganado a su juventud el respeto y la consideración en el delicado mundo de la conservación patrimonial y monumental, así como en  restauraciones artísticas en la vieja Iberia.




¿En que condiciones se encontraba el paso de misterio del Santo Descendimiento?
Realmente la situación era muy complicada a primera vista y aparentemente. Una vez realizado un estudio más minucioso aparecieron detalles con patologías propias de la escasa calidad de los materiales con la que fueron realizadas al inicio de la posguerra civil y en plena II guerra mundial, con las consiguientes carencias de buenos materiales para los escultores de la época.

¿De que calidad eran los materiales empleado por el escultor conquense Marco Pérez?
Según los datos que manejo a través de mi padre y por lo que he estudiado a través de la restauración, son materiales de baja calidad

¿Ha sido difícil la restauración de esta compleja obra?
Verdaderamente ha sido muy difícil por la calidad del soporte –madera- así como la policromía era deficiente. La imagen del cristo estaba muy intervenido por lo que no ha sido fácil y si mas bien ardua y complicada.

¿A tu juicio cual de todas las imágenes restauradas se encontraba mas deteriorada?

Yo creo que sin duda es la imagen titular del paso. La imagen de Jesucristo tenía grietas de consideración muy abiertas, con peligro de desprendimiento, así como policromía perdida y reintegraciones anteriores poco acertadas y que desmerecían mucho del conjunto e originalidad  de la obra concebida por Marco Pérez.

¿Qué ha supuesto para ti como profesional, restaurar una obra destacada de quien fue maestro de tu padre?
Con toda humildad te confieso que ha sido un verdadero gozo. He vivido con intensidad con este trabajo. He visto revivir a mi padre su infancia y adolescencia en los tiempos de Marco Pérez. Ha sido un encuentro cargado de ternura en aquellos difíciles inicios en las artes, como lo fue para mi padre. Y sobre todo ha sido para mí un importante reto.


¿Has  disfrutado con la restauración?
Sabes que todo reto implica un sacrificio y esfuerzo y en el futuro y tras el trabajo conseguido se obtiene una gran compensación. En este caso invito a los lectores de Global Castilla-La Mancha a contemplar el paso de misterio del Santo Descendimiento y juzguen después el trabajo desarrollado para rehabilitar esta importante obra de arte y dejarla fiel así                                                                                             misma tal y como la concibió don Luís.
                                                                                                                                                          Podía usted decirnos cuál de las imágenes restauradas del Santo Descendimiento destacarías en supremacía en calidad artística

Yo estimo que obviamente es la escultura de Jesucristo, pues Marco Pérez la concibió como centro neurálgico de todo el misterio. Todo gira en torno a Jesucristo, tanto la escenografía del paso como el arte impregnado. Jesús descendido de la Cruz trasmite serenidad y fuerza. ¡Está muerto y vivo al mismo tiempo! Todo gira entorno a él. Hay que destacar el dramatismo y la angustia de la Virgen Maria y de Maria Magdalena, así como el dolor en el rostro joven de San Juan.
Sorprende como Marco Pérez que era un gran experto en anatomía humana, resolvió la ejecución y equilibrio en un bloque unido del cuerpo e imagen del Señor inerte sustentado por su propia muerte y bajado de la cruz por San Juan. es algo sobrecojedor como estudiaba absolutamente todo. Los puntos de anclaje, especificación, expresión, ubicación, ambientación, colocación de manos, dándole vida a la  propia muerte.

                                                                 ¿Qué opinión te merece como escultor Luís Marco Pérez?
¡Marco Pérez! Es sin duda uno de los grandes escultores que han dado España  en el siglo XX. A mi juicio es poco valorado por el gran público. Creo que hay mucho que hacer en pro de su puesta en escena como humanista, escultor y como castellano manchego. Yo creo que en vuestra tierra tenéis una cuenta pendiente con él.

¿Crees que la imagineria de la Semana Santa de Ciudad Real necesita una restauración como son los pasos del  Encuentro, María Santísima de las Angustias, Santo Entierro y Jesús Caído?
Evidentemente si y muy urgente. Ciudad Real tiene una gran responsabilidad en conservar y mantener las obras escultóricas de estos escultores tal y como las crearon estos artífices. Hay que poner en manos de profesionales muy  cualificados y sensibles todas estas obras de arte para que el resultado sea el que espera tanto los cofrades como los amantes del arte.

¿Estáis satisfechos con los logros obtenidos tras la restauración?
¡Muy satisfechos! Casi nos ha temblado el pulso con esta obra maestra de Marco Pérez pero he recibido el apoyo y ayuda de mi padre que ha estado conmigo día a día devolviendo a su estado de origen esta obra del Santo Descendimiento de Ciudad Real.













GLOBAL CASTILLA LA MANCHA. Número Especial de Semana Santa. Ciudad Real,  2008, página 12.


Edición dirigida por José Liberto López de la Franca y Gallego. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario